Fiestas y Tradiciones

  • Festividad de San Blas.

    Durante esta fiesta existe la costumbre de subastar tartas, almendras y naranjas.

  • Fiestas patronales: Santísimo Cristo de los Ultrajes.

    La fiesta se iniciaba cuando los mozos del pueblo salían la noche del 30 de abril a cortar el árbol más alto y recto, y que unos días antes habían localizado en las zonas aledañas del pueblo, donde existían álamos, olmos o robles. A este árbol que se cortaba en las primeras horas del mes de mayo se le conoció con el nombre de mayo, y su tala se hacía siempre a escondidas, y procurando enterrar el tocón que quedaba para así no delatar la corta, por estar prohibido este tipo de acciones aunque la tradición solía dejar impunes estos actos. Una vez cortado se trasladaba al pueblo a hombros de los jóvenes.

    Una vez preparado entre todos los mozos, se procedía a dejarlo clavado el suelo de una plaza pública. Posteriormente, mozos o mayos se reunían en la taberna para escribir en unos papeles los nombres de las mozas o mayas del pueblo, éstos se introducían en un sombrero, de donde se iban sacando de una en una y así le tocaba a cada mayo una maya a la que tenían que enramar. Efectuado el emparejamiento, la lista se colgaba en el tronco o mayo para que todo el mundo conociera su suerte o no. Y para que no hubiera dudas, se hacía público el resultado por medio de las Rondas de los mayos.

    El 3 de mayo, fiesta del Patrono, Santísimo Cristo de los Ultrajes, según cuenta la tradición, hace muchos años el río Jarama sufrió una gran crecida que fue aprovechada por los pescadores para hacer mejor su oficio. Cuando lanzaron las redes, éstas se enganchaban en algo parecido a un madero lleno de fango, por lo que volvían a arrojarlo al río sin prestarle la más mínima atención. Cuando lo lanzaron por tercera vez, vieron que el madero lanzaba unos curiosos reflejos, por lo que decidieron subirlo a bordo y una vez limpiado descubrieron con asombro que lo que tenían delante de ellos era un Cristo Crucificado sin brazos, que fue entregado al pueblo para su devoción, y así, en estas fechas, el pueblo celebra su festividad, con conciertos, catas de vinos, una romería al lugar donde se apareció el Cristo con caballos, carrozas, a pie.., allí, los vecinos comparten comida bebida y risas.

  • Fiesta en honor al Santísimo Cristo Crucificado.

    Se realizan multitud de actividades como suelta de vaquillas para los mozos, novilladas, rejones, ofrenda floral al Cristo a cargo de las peñas de la localidad, bailes y gran caldereta como fin de fiesta.